Reparación y refuerzo de cimentación, problemas estructurales

rehabilitación estructural

Cuando aparecen grietas en una edificación se puede deber a varios factores, sin embargo uno de los más comunes está relacionado a problemas estructurales con la cimentación.  Cuando esto ocurre, es una señal de alerta que debemos tomar con toda la seriedad del caso, ya que puede estar en riesgo la integridad estructural del inmueble.

Afortunadamente existen diversos procesos técnicos por medio de los cuales se puede reforzar o reparar la cimentación de una vivienda sin perturbar la estructura de la misma, por esta razón a continuación te hablaremos un poco más sobre las diferentes técnica, métodos y herramientas utilizadas para solventar los problemas asociados a la cimentación de una edificación.

¿Qué es la cimentación?

Antes de hablar sobre cómo reforzar o corregir la cimentación, es importante que definamos en qué consiste la misma. Según el diccionario de la Real Academia Española la cimentación es el proceso de “echar o poner los cimientos de un edificio u obra”, esto quiere decir, que la cimentación constituye una serie de elementos que aportan estructura y estabilidad a una edificación, gracias a un proceso de transferencia de carga entre el inmueble y el suelo en donde este se asienta.

cuba cemento

Tipos de Cimentación

A lo largo de la historia de la construcción, el ser humano ha desarrollado diferentes tipos de cimentaciones que se adaptan al entorno, a los materiales disponibles y al tipo de inmueble que se desea construir. En este sentido, la cimentación la podemos clasificar en directa y profunda.

La cimentación directa es toda aquella que se realiza de forma superficial, es decir que no se profundiza demasiado en el suelo. Esto se debe principalmente a que la construcción a edificar no requiere de un soporte estructural demasiado rígido o a que el suelo proporciona el soporte y la estabilidad suficiente. Un ejemplo de esta cimentación es la zapata aislada, la zapata combinada y la tradicional losa de cimentación.

Por otro lado, la cimentación profunda es aquella que se realiza a una profundidad donde se puede aprovechar con mayor eficiencia los esfuerzos cortantes verticales que se producen entre el suelo y la edificación. Un ejemplo de este tipo de cimentación son los pilotes y las pantallas.

¿Es posible reparar o reforzar los cimientos de una edificación?

Algunas personas pensarán que no es posible reparar la cimentación de una construcción una vez que la misma ya está culminada, sin embargo, existen diferentes métodos con los cuales se puede lograr reforzar con bastante éxito cualquier tipo de cimiento.

A continuación te mostraremos algunos sistemas para reparar o reforzar los cimientos de una edificación:

reparando cimentación
reforma estructural

Sistema de recalce por inyección

Este sistema consiste en la inyección de cemento a presión para mejorar la estabilidad del terreno donde se encuentra la cimentación. Para ello se utiliza mortero con ciertos aditivos que ayudan a incrementar la rigidez o resistencia, y de esta forma se potencia la integridad estructural.

Este tipo de solución permite corregir anomalías estructurales derivadas por fallas de asentamiento, además de solventar los errores cometidos durante el proceso de cimentación original.

Sistema de resina expansiva

El sistema de resina expansiva es uno de los menos invasivos al momento de reparar o reforzar una cimentación, ya que su objetivo fundamental es la consolidación del suelo donde se asienta la estructura de la edificación. En términos generales, el sistema consiste en la perforación de un número determinado de agujeros donde posteriormente se inyecta una resina especial que se expande y promueve la consolidación del área circundante. De esta forma se logra estabilizar la zona afectada y se aumenta la integridad estructural.

Sistema de ampliación de la cimentación

Como su nombre lo indica, este sistema está diseñado para ampliar las dimensiones de la cimentación primaria. Con esto se logra modificar el área de soporte de la edificación y se incrementa el apoyo de la misma en el suelo. Para lograr esto es muy importante garantizar la unión entre el antiguo hormigón y el nuevo, así como también entre las distintas cabillas de refuerzo.

De esta manera para que el conjunto funcione como una sola estructura, tanto la nueva como la vieja cimentación deben estar completamente unidas, y de esta forma se garantizará una óptima distribución de las cargas.

Encofrado cemento
Encofrado cemento

Sistema de micro pilotes perforados

El sistema de micro pilotes perforados está diseñado para transferir las diferentes cargas de la estructura a zonas ubicadas a mayor profundidad en el suelo. Para lograr esto, se realizan varias perforaciones con un diámetro que puede oscilar en torno a los 15 o 20 centímetros en donde se adjunta un armazón metálico y luego se llena con mortero. Esta técnica de reforzamiento ha sido probada a lo largo del tiempo con bastante eficacia, convirtiéndose en una de las más populares entre los ingenieros.

Sistema de micro pilotes hincados

El sistema de micro pilotes hincados es similar al de los micro pilotes perforados pero menos invasivo, y al igual que el anterior, su objetivo central es lograr la transferencia de carga activa desde la edificación hasta el subsuelo. La diferencia fundamental entre ambas técnicas es que en una se utiliza el sistema de perforación para colocar los nuevos pilotes, mientras que en la otra se utiliza un sistema de hincado a presión para lograr el mismo objetivo.

Sistema de drenaje

El diseño de un sistema de drenaje debe ser un factor fundamental cuando se realiza una construcción, sin embargo en algunas ocasiones es menospreciado o las condiciones de humedad y precipitación cambian drásticamente, ocasionando serios daños a la estructura de los cimientos.

En estos casos es muy importante lograr disminuir la saturación de agua del terreno a través de un sistema adecuado de drenaje, para ello se pueden construir zanjas de grava, o pozos recolectores, que logran direccionar y descartar el exceso de agua presente en la zona.

drenaje

Sustituir la cimentación

Sin dudas, esta técnica es la más radical y complicada de todas, ya que básicamente tendremos que eliminar la antigua cimentación, y al mismo tiempo colocar una nueva. Como es lógico suponer, para llevar a cabo este proceso es indispensable tener un excelente nivel de conocimiento técnico relacionado a cálculos estructurales, ya que al cometer algún error estaremos comprometiendo la integridad completa de la edificación.

Nuestros presupuestos se realizan sin compromiso y en la aceptación de ellos tienen una durabilidad según la magnitud de la obra entre 6 meses y dos años.

¡Síguenos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.