Aspectos a tener en cuenta en la rehabilitación de fachadas

Andamio en fachada, Barcelona

La fachada de un inmueble es uno de los elementos que más sufre con el paso del tiempo, debido entre otras cosas a la acción de los agentes externos que son altamente abrasivos como el viento, el sol, la lluvia y la nieve, sin contar con el desgaste natural que poseen los propios materiales con los cuales está construida la edificación.

En este sentido, es muy importante realizar un mantenimiento preventivo y correctivo para asegurarnos que la infraestructura se mantenga en buenas condiciones generales. Por esta razón, a continuación te hablaremos sobre todos los aspectos que debes considerar al momento de rehabilitar una fachada.

¿A qué se le denomina fachada?

Para comenzar debemos definir con claridad qué entendemos por fachada, según el diccionario de la Real Academia Española, una fachada es el “paramento exterior de un edificio, especialmente el principal”, esto quiere decir, que todo aquello que se encuentra fuera del interior de una edificación es considerado parte de su fachada.

Desde el punto de vista arquitectónico, la fachada representa el alma de la construcción, pues en ella se refleja la intencionalidad estética, urbanística y funcional que el arquitecto colocó durante su proceso de diseño y construcción.

Sistema de rehabilitación de fachadas

Para rehabilitar una fachada existen múltiples sistema que han sido desarrollados para mejorar las características térmicas, acústicas y estructurales de una edificación, y al mismo tiempo mantener su diseño original. En este sentido, los nuevos sistemas de rehabilitación permiten establecer criterios técnicos para alargar el tiempo de vida útil del inmueble, mientras logra disminuir su gasto energético.

A continuación explicaremos brevemente cada uno de estos sistemas de rehabilitación de fachada:

Sistema SATE

La palabra SATE quiere decir “Sistema de Aislamiento Térmico Exterior”, y como su nombre lo indica este sistema ha sido creado para incrementar el aislamiento térmico de un inmueble mediante la colocación mecánica o con adhesivos especiales de planchas aislantes elaboradas en poliestireno expandido o en lana mineral.

Estas planchas aislantes están a su vez protegidas con un material protector y una malla de refuerzo, lo que le proporciona mayor rigidez, seguridad y durabilidad. Este material está constituido por una capa de mortero y un revestimiento decorativo impermeable. En términos generales, el sistema de rehabilitación SATE tiene un costo estimado promedio de 55 euros por metro cuadrado y puede generar un ahorro energético en torno al 30 y 40%.

fachadas rehabilitación con grua

Sistema de Fachada Ventilada

Este sistema es parecido al SATE y consiste en la colocación de una estructura multicapa conformada por una hoja externa, un material aislante y una hoja interna. Para su instalación primero se coloca una estructura metálica donde se sujetarán las capas del sistema, así como el material aislante entre ellas.

Este sistema está diseñado de tal forma que minimiza los inconvenientes causados por el proceso de expansión típico de los materiales con el cambio de temperatura, además promueve de forma eficiente el aislamiento térmico, acústico e impermeable que permite alargar la vida útil de una edificación.

Cuando comparamos el precio de instalar un sistema ventilado con el sistema SATE, observamos que es mucho más costoso, ya que su valor puede rondar los 118 euros por metro cuadrado. Sin embargo, el sistema ventilado es más eficiente desde el punto de vista energético, obteniéndose cifras de ahorro cercanas al 40 o 45%.

Sistema de enfoscado de cemento

Este sistema es uno de los más utilizados cuando se trata de revestir una fachada, ya que tiene un bajo costo de instalación y es muy resistente, sin embargo a la larga requerirá mayor mantenimiento, ya que se cuartea con facilidad y no brinda un aislamiento térmico eficiente.

El sistema de enfoscado de cemento tiene un costo promedio de 26 euros el metro cuadrado y su eficiencia energética es prácticamente nula. A pesar de esto es el más utilizado para rehabilitar fachadas en edificaciones de bajo costo. Un aspecto a considerar en este sistema es que al ser muy duro el mortero de cemento, el mismo tiende a producir grietas, por lo que es muy común la aplicación de una capa adicional de revestimiento para cubrir las posibles imperfecciones.

Sistema de Mortero Monocapa

El término monocapa nos indica que este sistema utiliza una sola capa, que por lo general contiene fibras, cemento, aditivos y áridos. Estos elementos le añaden resistencia, durabilidad y una variedad de textura, sin embargo no permiten un buen aislamiento.

El sistema de mortero monocapa viene listo de fábrica y para su aplicación solo hace falta agregar agua, pudiéndose aplicar con una cuchara de albañil tradicional o una pistola para lanzar mortero. El costo de este sistema es de aproximadamente 34 euros el metro cuadrado y no tiene ahorro energético.

Criterios para seleccionar un sistema de rehabilitación de fachadas

Como ya hemos visto, existen varios sistemas para rehabilitar una fachada, sin embargo es muy importante que sepamos cuales son los criterios a la hora de seleccionar el sistema más adecuado para nuestra edificación.

Hace algunos años, el tema relacionado a la conservación del medio ambiente y al consumo eficiente de energía no era tan importante como lo es hoy en día, y de hecho uno de los principales elementos a considerar en las edificaciones modernas está relacionado al ahorro energético y a la reducción de gases de efecto invernadero como el CO2.

Así mismo, las nuevas normativas en materia de construcción y rehabilitación de fachadas están dirigidas a minimizar el consumo de energía, a incrementar el confort ambiental y a disminuir el efecto de “isla de calor” en los entornos urbanos.

En este sentido, las autoridades locales en las diferentes ciudades alrededor del mundo, han promovido la creación de leyes enmarcadas dentro de una realidad que promueva el bienestar colectivo sobre el individual, y por ello cuando alguien decide reformar una fachada está en la obligación de solicitar los permisos adecuados en el ayuntamiento o municipio de su localidad.

Nuestros presupuestos se realizan sin compromiso y en la aceptación de ellos tienen una durabilidad según la magnitud de la obra entre 6 meses y dos años.

¡Síguenos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.